956140812 - 619 94 94 20 tyrecar@vulco.es

En este post queremos ayudaros a conocer las averías más comunes por falta de uso en un coche

En muchas ocasiones las piezas de nuestro automóvil se estropean no por usarlas demasiado sino lo contrario, por no usarlas. Es parecido a lo que ocurre cuando nos tienen que escayolar una pierna por ejemplo y luego tenemos músculos que han perdido su fuerza y tenemos que rehabilitar para estar al 100%.

Al igual que a nosotros cuando estamos mucho tiempo parados nos cuesta movernos, esto mismo les pasa a los coches. Si bien es cierto que no debe pasar nada si un coche está parado durante unos dos o tres meses, excepto para la batería del coche que puede descargarse.

El problema de averías más comunes y grandes en el automóvil puede llegar cuando dejamos el coche parado durante largos períodos de tiempo, tener el coche parado más de una año puede ser un problema.

Por ello queremos daros una serie de pautas a tener en cuanta si tenemos un coche que suele estar parado. Por lo general lo que se recomienda es mover el coche de vez en cuando aunque no lo necesites para cuando realmente lo necesites coger, todos los elementos del coche estén en las mejores condiciones de uso.

Lista de averías más comunes en los coches

Aquí puedes encontrar las averías más comunes y las soluciones para evitar que se pueda estropearse tu coche.

Deformidad en los neumáticos

Cuando dejamos el coche parado durante un periodo largo es probable que los neumáticos terminen deformándose. Para evitar esto, recomendamos dejar el coche apoyado en una borriquetas o caballetes evitando así estas deformidades.

Otra opción para evitar esta avería tan común en los coches, es inflar los neumáticos 1,5 bares por encima de lo recomendado por le fabricante. Nos libraremos de las deformaciones, vibraciones y posibles ruidos en la dirección.

Si quieres conocer algo mas sobre los neumáticos échale un ojo a nuestro post sobre la importancia de revisar los neumáticos.

El aire acondicionado

Debemos saber que se trata de un elemento crítico, que necesita al menos un uso mínimo durante todo el año para funcionar correctamente. 

Para que el aire acondicionado de nuestro coche funcione de manera correcta debe esta lubricado y esto se consigue sólo poniendo en funcionamiento el aire acondicionado al menos una vez al mes durante unos minutos.

Los elevalunas eléctricos

Esta es una de las  averías más comunes en los coches, se origina muchas veces por la humedad que se deposita dentro de las puertas. La falta de uso puede llevar a que se oxide el motor eléctrico que sube y baja la ventanilla. 

El motor

Al contrario de lo que podemos pensar, los motores también se estropean si los dejamos parados durante mucho tiempo. Para que un motor esté lubricado y funcione de manera eficiente tiene que estar lubricado y esto se consigue arrancándolo y haciendo que el motor gire.

Para evitar otra de las averías más comunes, que se seque el circuito y se puedan pegar y oxidar piezas lo recomendable es encender el coche al menos una vez al mes.

Circuito de refrigeración

Hay un sistema en los coches que se encarga de la refrigeración del mismo, este sistemas suele ser una de las averías más comunes. Este tiene un circuito o galerías por las que circula líquido refrigerante que puede oxidarse y obstruirse por la falta de uso. 

Son numerosas las averías que pueden ocasionarse por este motivo, óxido en la bomba de agua, el radiador puede obstruirse por acumular las partículas que normalmente van en el líquido y el termostato del coche puede quedarse pegado por la falta de uso también.

Fugas de aceite

Un motor necesita estar lubricado y para que éste no tenga fugas, están las juntas, las gomas y los retenes entre otros. Para que esos elementos estén hidratados es necesario que estén en contacto con el aceite del motor, cuando un coche está mucho tiempo parado esos elementos corren riesgo de resecarse y agrietarse, pudiendo producir fugas.

Para conocer más sobre el aceite de nuestro coche y evitar una de las averías más comunes no dudes en leer este post, cada cuanto tiempo se debe cambiar el aceite del coche.

Problemas de distribución y “taqueteos”

Los taqués son los encargados de accionar las válvulas y como la mayoría de los elementos del coche deben estar lubricados, trabajan con aceite. El desuso hace que se sequen y puedan llegar a dañarse perdiendo su funcionalidad.

La dirección asistida

Hoy en día la mayoría de las direcciones son eléctricas y no tienen este problema pero las que son hidráulicas necesitan estar lubricadas mediante el uso. La falta de este provoca que se seque la cremallera de dirección y la bomba haciendo que se estropeen.

El sistema de frenos

Se trata de un elemento muy importante, pocos conocen que hay que cambiar el líquido de freno cada dos años, se use el coche mucho o poco. El líquido de freno va cogiendo humedad y esto hace que los frenos no funcionen de manera correcta.

Esto puede hacer que los frenos dejen de hacer su función, frenar y oxidarse las pinzas de frenos también.

Caja de cambios y diferenciales

Al igual que el motor, estos deben estar limpios y lubricados para que hagan bien su trabajo. La falta de movimiento hace que se sequen y puedan oxidarse.

Bombas de agua, lavaparabrisas y lavafaros

Para finalizar la lista de las averías más comunes nos encontramos este caso. Es normal que al dejar de usar los limpias se pongan duras las gomas de los mismos dejando de limpiar correctamente. 

Por otro lado si dejamos de usarlos, la bomba de agua puede obstruirse por las partículas de llevan muchas veces los líquidos que usamos para los limpiaparabrisas al mismo tiempo que puede también oxidarse y dejar de funcionar.

Los Citroën hidroneumáticos y la inactividad

Si hay unos coches especialmente sensibles a la inactividad y los largos períodos de parón, estos son los hidroneumáticos. Son una maravilla cuando se cuidan y funcionan correctamente pero una pesadilla cuando están parados por mucho tiempo y empiezan a aparecer los problemas.

Cuentan con un sistema hidráulico en muchísimos de sus elementos y componentes que cuando están bien lubricados van de lujo, el problema es que al estar parado largos periodos pueden perder estanqueidad, tener fugas y demás problemas, es ah donde aparecen las averías más comunes en estos coches, llegando a ser una pesadilla.Si te ha parecido interesante este post, te invitamos a que visites nuestra entra de blog ¿qué ocurre si echo gasolina a un diésel?.

Si te ha quedado alguna duda por resolver, no dudes en contactar con nosotros, email: tyrecar@vulco.es