956140812 - 619 94 94 20 tyrecar@vulco.es

¿Qué ocurre si echo gasolina a un diésel? Es una de las preguntas que nos planteamos frecuentemente a la hora de adquirir el carnet de conducir o bien, cuando tenemos dudas al llegar a la gasolinera.

En nuestro país, una media de 72.000 personas anuales se equivocan a la hora de surtir de combustible su vehículo. Esto era un error muy común en el pasado que, a través de diversas medidas como la modificación del hueco de nuestro vehículo donde surtimos la gasolina, así como la anchura de la manguera han ido siendo modificadas para intentar disminuir este tipo de improvisto o errores.

Las mangueras de diésel, suelen ser un poco más anchas que las que se usan para surtir gasolina.

que-ocurre-si-echo-gasolina-diesel

Ahora bien, ¿qué ocurre si echo gasolina a un diésel?

Cuidado con echar gasolina a un diésel. Los motores diésel tienen una forma de generar energía diferente a los motores de gasolina. En el primero de los casos, el aire se comprime a alta presión y temperatura, así se provoca una inyección del diesel que impulsa el pistón.

En el segundo de los casos, se comprime aire y gasolina y es la chispa que salta hacia la bujía lo que provoca una explosión que hace girar el motor.

En la peor de las situaciones, si hemos llenado nuestro depósito al completo y procedemos a circular con él, el motor puede gritar por falta de lubricación, ya que el diésel presenta estas propiedades frente a la gasolina.

Además de ello, los sistemas de anticontaminacion se pueden ver dañados (así como elementos de inyección) ya que las temperaturas que se alcanzan en los vehículos diésel provocarían la detonación de la gasolina.

Lo que nunca debes de hacer si te equivocas de combustible

Si echo gasolina a un diésel tengo que tener cuidado porque dependiendo del momento los errores pueden ser más o menos solventables.

Si nos damos cuenta de la equivocación en la gasolinera, los daños se pueden minimizar de manera considerable, ya que existe un rango de actuación de manera más rápida y por tanto, podemos revertir el error cuanto antes.

Eso sí, hacerlo por nosotros mismos requiere de técnica y una serie de conocimientos ya que hacerlo de cualquier forma puede dañar manguitos, filtros y demás elementos que se encuentran integrados en el sistema.

Y sí, dentro de esas consecuencias se encuentra el riesgo a una explosión, ya que no controlamos los gases que surgen del combustible al aire, ni se hace teniendo en cuenta la electricidad estática que presenta nuestro cuerpo.

Ahora bien, estos consejos son imprescindibles antes de plantearte cualquier tipo de actuación:

No muevas el coche

Si has tenido la suerte de darte cuenta en el propio surtidor, ni siquiera introduzcas las llaves para evitar así que el combustible entre en el circuito y en la bomba de tu vehículo.

Informa al encargado

La labor va a demandar tiempo, por lo que te recomendamos que avises al encargado de la gasolinera para que limite la zona y por tanto, no causes ningún tipo de problemas al resto de conductores en el establecimiento.

Una vez hemos realizado los pasos anteriores, es el momento de llevar nuestro vehículo al taller. Allí, vaciarán el depósito y limpiarán todo el sistema de alimentación incluyendo el filtro. No obstante, esto es a groso modo ya que dependerá de la gravedad, los daños causados o si has circulado mucho tiempo con él con el combustible equivocado.

En cualquier caso, jamás intentes hacerlo por tu cuenta ya que estamos trabajando con combustibles inflamables y gases, que pueden generar grandes daños a tu salud y en tus alrededores.